Libros

Hay algo especialmente atrayente en las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. Especialmente, cuando el personaje protagonista es una jovencita neozelandesa que pasea sus tacones por las calles más peligrosas de Londres. Y es que en los 40 las mujeres estaban hechas de otra pasta. Pintaban sus medias con costuras inexistentes, ganaban concursos de mecanografía y hasta sacaban tiempo para luchar en la Resistencia. Ideal para leer en el metro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s